BULIMIA DE CONSUMO TEXTIL

7:37 PM

En 1997 cada mujer compraba una media de 19 prendas y en 2007 ya eran 34 anuales. Los consumidores hemos caído en las redes de las grandes cadenas de retail. Ya no hay ni 2 ni 4 temporadas por año, sino que pueden ser unas 15 ó más.

Actualmente se compran 2 millones de toneladas de ropa al año: alrededor de las tres cuartas partes acaban en los vertederos también anualmente, con lo cual, también nos enfrentamos a un gran problema residual.

Compramos tejanos a 10 o 15 euros ¿cuántos al año? Un vaquero es una prenda diseñada originariamente para durar décadas y confeccionada con medio kilo de productos químicos, de media.

Este consumo indiscriminado, está directamente relacionando con la felicidad, la identidad y nuestro modo de comunicarnos. Tenemos que sentarnos y reflexionar el porqué, de esos precios y nuestra necesidad de comprar compulsivamente.

Hace unos días, un proveedor de tejidos me contaba como había sido su experiencia en la India:"La gente se agolpa a las puertas de las fábricas, al sol durante horas, (fábricas que trabajan día y noche) esperando a que algún trabajador se canse o se ponga enfermo para ocupar su puesto, por un plato de comida"


¿Qué podemos hacer?

Sé que con la crisis actual, buscamos los mejores precios, pero haciendo esto, no cambiamos la situación, sino que la empeoramos.Si compramos producto fabricado fuera, hacemos que las fábricas locales cierren o prescindan de personal, y si no tenemos trabajo, no podemos consumir, ni producto nacional ni extranjero, con lo cual, no nos quedaría muy lejos trabajar por el plato de comida. Es la pescadilla que se muerde la cola.

Los expertos dicen que las empresas textiles españolas se convertirán en distribuidoras, no en productoras. Si nosotros mismosno luchamos por nuestra etiqueta "Made in Spain", no van a venir los consumidores extranjeros a luchar por ella.

Todas esto es culpa nuestra, por nuestros complejos, por creer que lo de fuera siempre es mejor. Todo lo contrario que Italia y Francia que luchan a muerte, por sus productos.

Justo en Italia nació hace años el movimiento "Slow fashion" que ofrece durabilidad, calidad, respeto por las materias primasy la producción local.El "Slow Fashion", no se basa en el tiempo, sino en la calidad. Es muy complicado que este movimiento llegue a las masas, pero poco a poco se puede cambiar el comportamiento de los consumidores, si todos nos hacemos conciencia de ello.

En resumen, la etiqueta "Made in Spain" a través del Slow fashion ofrece:
-Producción local ( con lo cual se fomenta el empleo)
-Calidad ( durabilidad en las prendas, todos guardamos alguna prenda con cariño, ¿no te gustaría guardar más?
-Exclusividad.


Si puedes poner tu granito de arena, no lo dudes!

Vanessa Datorre









You Might Also Like

25 comentarios

Subscribe